0000
Sábado 30.05.2020  01:16
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
INTA
Argentina | Salta | 23-05-2020

Traducir a :   Traducir
En Metán, todos quieren tener una huerta   
En tres semanas el INTA entregó más de 600 kits de semillas otoño-invierno.
El Tribuno ( Argentina )
Adrián Quiroga
Las largas colas de vecinos, con barbijos y respetando las distancias para retirar las bolsas con semillas de las oficinas del INTA sorprendieron en plena cuarentena por el coronavirus. La grave crisis que desató la pandemia, paralizando actividades y dejando a muchos sin trabajo, no detiene a familias humildes que quieren producir sus propios alimentos.

"Ya hemos entregado más de 600 kits de semillas de achicoria, arvejas, remolacha, zanahoria, puerro, rabanito, habas, perejil, lechuga, acelga y cebolla. Lo sorprendente es que en tres semanas hemos puesto en marcha la campaña otoño-invierno, cuando antes nos llevaba varios meses", dijo el ingeniero Gustavo Chavarri, técnico del INTA. Debido a la pandemia las semillas llegaron hace algunas semanas y apenas se enteraron los vecinos fueron a pedirlas.

"Hemos establecido días y horarios para las entregas, con las recomendaciones del uso del barbijo y de preservar las distancias. Con esta repuesta excelente esperamos superar las 700 huertas familiares, escolares e institucionales", destacó el profesional.

María Magdalena Uncos

"Por la crisis y el precio de las verduras observamos un notable crecimiento en el interés de los vecinos por desarrollar huertas orgánicas. Esto también está ocurriendo con los docentes, que a través de las redes sociales impulsan la iniciativa, por eso los padres de muchos alumnos, por ejemplo de la escuela Avellaneda, retiraron los kits", dijo Chavarri.

Algo muy positivo

El ingeniero dijo que lo que está ocurriendo con el programa Pro Huerta, en medio del aislamiento social por el coronavirus, es algo muy positivo. "Estamos incentivando a los vecinos para que puedan tener sus huertas y de esa manera llevar alimentos sanos y nutritivos a sus mesas", remarcó Chavarri.

"Con mi marido es la primera vez que vamos a hacer nuestra huerta, pero mi familia ya viene cultivando las verduras desde hace varios años. Lo vamos a hacer en el fondo de la casa, en el barrio centro", dijo Valeria Lizondo.

"A pesar de la difícil situación que estamos viviendo y la falta de trabajo estamos contentos y entusiasmados. Además, la respuesta de todos los vecinos que vinimos a retirar las semillas es sorprendente", destacó.

María Magdalena Uncos destacó: "Nosotros tenemos una pequeña finca que nos dejó mi padre y ahí queremos hacer una huerta en la que vamos a trabajar con toda mi familia. Como decía mi padre, siempre se puede salir adelante con trabajo", indicó.