0000
Lunes 03.08.2020  06:10
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
INTA
Argentina | Chubut | 31-07-2020

Traducir a :   Traducir
INTA recomienda el uso de extracto de algas de Chubut   
En nuestra provincia, y afuera también, está tomando vuelo otra aplicación de las algas marinas que las conocidas. En este caso su extracto como bioestimulador, con muy buenos resultados como inductor de resistencia en las plantaciones de distintos tipos de cultivos, como soja, trigo, maíz, y desde 2017 también en la olivicultura que se desarrolla con distintos emprendimientos en Chubut, con gran auge.
El Chubut ( Argentina )
En torno a las principales virtudes y propiedades del extracto de algas que se encuentran en la localidad de Camarones, se ha dado a conocer un trabajo del INTA Pergamino, que firma el ingeniero agrónomo Gustavo Ferrarís, y que se denomina «Algas y fosfitos aplicados en semilla y con tratamientos foliares en Soja». Es el primero de los informes que trata esta oleaginosa, pero también se harán publicaciones referidas a trigo y a maíz.
Vale decir que en nuestra zona se lleva adelante un estudio de la UNPSJB de Comodoro Rivadavia, que efectúa la Dra. Nadia Arias, sobre el desarrollo de la olivicultura con la aplicación de extracto de algas. Los resultados se van a conocer después de la cosecha del año próximo.
Es importante reflexionar sobre la gran ventaja que tiene para la región que se extienda el uso de estos productos de extracto de algas, porque sin duda que se reconstruirá una cadena de valor de las algas.
Es decir, el sistema de resistencia adquirida, protege contra los factores de stress, ya sean estos por causas bióticas (seres vivos, como plagas y algunas enfermedades) y factores abióticos, es decir daños causados por el frío, el calor, la sequía.

INDUCTORA DE RESISTENCIA
El trabajo del INTA aludido más arriba acerca de las condiciones de fortaleza que generan las algas marinas en distintos cultivos, manifiesta que, «la protección obtenida con inducción de resistencia puede ser local o sistémica, y depende del intervalo de tiempo entre el tratamiento inicial y la inoculación del patógeno. La protección puede variar de unos pocos días a unas pocas semanas o durar todo el ciclo de vida de la planta, donde en este caso, se convierte en un mecanismo de defensa constitutiva del huésped».
En la parte final de las conclusiones, se expresa que «la presencia del alga undaria permitió mejorar el crecimiento y soportar en mejor condición un estrés hídrico en llenado de granos. El tratamiento de semilla, cuyo efecto sobre el cultivo comenzó antes en el tiempo, demostró una performance superior respecto de los foliares. La combinación de alga + fosfito resultó promisoria y superadora de los tratamientos anteriores».