0000
Viernes 22.01.2021  04:01
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Trabajo Agrario y Seguridad Social
Argentina | 13-01-2021

Traducir a :   Traducir
Secretario general de Uatre: "El paro del campo es absurdo porque atraviesa una buena coyuntura"   
El dirigente gremial José Voytenco cuestionó la medida dispuesta por la Mesa de Enlace. Y anticipó que pedirá un piso salarial de $ 50.000 para los trabajadores rurales.
El Cronista Comercial ( Argentina )
El cese en la comercialización de granos dispuesto por la Mesa de Enlace "está fuera de lugar y de tiempo", afirmó el flamante titular de Uatre, José Voytenco, quien destacó que el sector agropecuario no se vio resentido como otras actividades por efecto de la pandemia. En un reportaje con El Cronista, el dirigente sindical advirtió sobre la alta informalidad que persiste dentro de la actividad, anticipó que en las próximas paritarias reclamará un piso salarial de $ 50.000 para los trabajadores rurales y reclamó la unidad de todo el movimiento obrero en el marco de la CGT para enfrentar una posible reforma laboral.

¿Qué opinión le merece el paro dispuesto por la Mesa de Enlace?
Está fuera de lugar y de tiempo. El campo atraviesa una buena coyuntura y no vio resentido su funcionamiento en 2020 pese a las dificultades que impuso la pandemia. No nos plegamos a este paro porque es absurdo e insólito y seguiremos acompañando las medidas del Gobierno aunque el sector empresario pretenda enfrentarlas.

Recientemente el gremio acordó un bono de fin de año de $ 10.000 para los trabajadores del sector, ¿cómo se preparan para negociar las próximas paritarias?

En agosto cerramos un aumento de 32% que ahora en enero va a tener una revisión una vez que se conozca el índice de inflación de diciembre y ahí estaríamos hablando de 4 o 5 puntos más. El agro fue una de las actividades menos golpeadas de la pandemia, pero eso no se ve en los salarios porque hoy el promedio de los sueldos en el sector está en el orden de los $ 32.000 o $ 35.000, por debajo de la canasta básica. Por eso apuntamos a una recomposición salarial: no puede haber un sueldo de un trabajador rural por debajo de los $ 50.000, eso es nuestro piso para negociar la nueva paritaria.

La situación de la informalidad sigue siendo un tema muy importante en el sector…

Es muy elevada, hablando de más de 500 mil trabajadores que están en negro. Pero también hay una gran marginalidad en la comercialización de lo que se produce en el campo.

¿Y cómo está trabajando el Renatre en ese sentido?
Es un registro que hay que darle vida y mayor contención a los trabajadores. La parte de fiscalización e inspección tiene que ser manejada por el bloque obrero porque quien se va a inspeccionar a sí mismo. Las inspecciones las tenemos que hacer nosotros, no los empleadores.

¿Aspira a que Uatre tenga un protagonismo mayor dentro de la CGT?
Queremos recuperar el espacio que el gremio siempre tuvo. Vamos por eso. Uatre es un gremio importante y creemos que ahora es fundamental apuntalar la unidad del movimiento obrero, y la única forma de hacerlo es en el marco de la CGT. Los kioscos que se han armado por fuera de la CGT no sirven, nos restan poder y tenemos muchos para perder.

¿Lo dice por la presión empresaria por avanzar con una reforma laboral?
Los empresarios si es por ellos, si nos pueden borrar lo van a hacer. No descarto que se puedan reformar aspectos de la legislación laboral que están desactualizados, pero no medidas que vayan en contra de los derechos de los trabajadores. Eso es lo que tenemos que evitar cueste lo que cueste.

Si se tiene que definir en el marco de la interna sindical, ¿se ve más cerca de la actual conducción de CGT o de Hugo Moyano?
Esa es la grieta que hay que sortear. Tienen que estar Moyano y todos los compañeros que están fuera de la CGT, no sirve dejar organizaciones afuera. Todos tenemos que estar bajo el paraguas de la CGT. Decir me gusta Daer o me gusta Moyano es como que estás haciendo un clásico Boca-River y acá no hay clásicos.

¿Qué balance hace del primer año de gestión de Alberto Fernández?
La situación no es buena, pero no por culpa de Fernández, sino por lo que nos toca vivir con esta pandemia mundial pero con consecuencias más graves para nosotros porque somos una economía subdesarrollada y el efecto pospandemia va a generar muchas crisis profundas.